nuestro granito de arena

Trabajar en un mundo
en el que merece la pena vivir.

Muchas personas sufren peligro simplemente por el hecho de ser quienes son: refugiados, colectivo LGTBIQ+. Tiene que huir y escapar para ser simplemente quien son.

Tenemos la suerte de poder colaborar con la ONG Rescate para incluir a estas personas en nuestras unidades. Personas que llenan cada día nuestros hoteles de profesionalidad y buen hacer.

No hay planeta B

Por eso, luchamos por minimizar la huella de nuestras unidades en el planeta: perseguimos el desperdicio bajo la premisa de reducir, reciclar y reutilizar.

Como grupo turístico sabemos que de ello depende no sólo nuestro beneficio económico, sino la propia salud de nuestro planeta y de nosotros mismos.